Muy probablemente no hayas oído hablar del escándalo que ha estallado sobre el hijo de Joe Biden, Hunter Biden. No me refiero a sus problemas con drogas, prostitución y excesos. Me refiero a la información que ha aparecido en su ordenador portátil.

En mi pieza de análisis semanal para El Nacional te explico qué es lo que se han encontrado en los miles de mensajes, correos electrónicos y documentación. Su relación con la financiación de laboratorios bacteriológicos en Ucrania está ya sobre la mesa.

Puedes leer el artículo completo en El Nacional pulsando aquí.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments