Como mujer que soy llevo tiempo muy harta de sentir que no puedo decir lo que pienso sin que nadie quiera venir a corregirme.

Tengo, por un lado, a aquellas que se llenan la boca de feminismo para dar carnets a las demás: para decirnos cómo tenemos que hablar, cómo tenemos que pensar, cómo tenemos que follar, cómo tenemos que criar o no criar. La hartura que me producen estos discursos tan radicales es absoluta. En mi opinión, hay algunas mujeres que intentan justificar su odio visceral hacia los hombres en teorías de género, en cuestiones barnizadas de una supuesta ideología que yo no llego a entender. No pretendo insultar a nadie, ni ofender a nadie. Pero si pretenden colarme esos discursos como el único feminismo posible, lo siento, pero no cuenten conmigo.

Mi análisis sobre los discursos del "feminismo" publicado en Diario16. Para leerlo completo, pulsa aquí.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments